Analizaron proyecto de creación del Fondo Especial Yerbatero

Mediante una reunión virtual con dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, el legislador del Pays y del Frente de Todos explicó pormenores de la iniciativa. Negó que se trate de un “nuevo impuesto” sobre la producción yerbatera.

“Vamos a socializar con todos los sectores para que conozcan el proyecto de Ley y que opinen sobre la propuesta real y no sobre suposiciones” señaló Héctor “Cacho” Bárbaro tras la reunión solicitada a la CAME luego de que se expresaran en contra mediante notas a las autoridades del Ministerio de Agricultura de la Nación.

En el encuentro, Bárbaro desgranó cada artículo de la iniciativa parlamentaria para explicar que no existe ningún nuevo impuesto sobre la venta de Yerba Mate, ya que la actual Ley 25.564 de Creación del Inym establece que la estampilla puede costar entre 2,5 y 5% del precio en góndola. “Nosotros respetamos ese tope y no pretendemos cambiar ese techo de recaudación. Lo que proponemos es que esa recaudación tenga un fin determinado, que es brindarle la posibilidad de tener acceso a una obra social a los pequeños y medianos productores de yerba que hoy no tienen cobertura de salud, y que se tenga un fondo para el pago de una interzafra digna para todos los tareferos”, explicó.

“No es cierto que la industria o los productores vayan a pagar el 5%. El proyecto propone que ese porcentaje se traslade al precio, y ahí se recaude. Es el equivalente de dos caramelos para el consumidor. Es decir, con lo que cuesta dos caramelos, el consumidor va a estar aportando al bienestar de 13 mil tareferos y 15 mil productores”, sintetizó.

También descartó de plano que el proyecto de Ley de su autoría posibilite un eventual “manejo político de la recaudación”, ya que la propuesta establece que los recursos serán transferidos al INYM, y distribuidos por una comisión integrada por las entidades representativas de los sectores productivos, el propio INYM y los referentes de cada provincia (Misiones y Corrientes).

Finalmente, Bárbaro se explayó sobre un novedoso mecanismo propuesto en su proyecto para que los trabajadores de la tarefa puedan brindar una contraprestación mientras cobren el subsidio interzafra trabajando por el monto equivalente, ya sea en el ámbito público (para municipios, etc) o para los privados, continuando con otras tareas en las unidades productivas en las que realizan la cosecha, así como la posibilidad de que el beneficio sea compatible con la Asignación Universal por Hijo. “Siempre se reclama inclusión laboral de los tareferos y esta propuesta es la solución”, expresó.

Respecto de cómo sigue el tratamiento del expediente  747/2020, Bárbaro explicó que continuará reuniéndose con todos los que estén dispuestos a conocer la iniciativa y aportar sugerencias. “Todos los artículos del proyecto actual reflejan los reclamos de los sectores productivos a lo largo del tiempo. Fuimos modificando la idea original -que hicimos hace cinco años- en base a los planteos y sugerencias de los referentes yerbateros. Este nuevo proyecto ingresó al Congreso en marzo y realmente es superador, por lo que vamos a seguir generando los consensos que haya que generar para que se apruebe”, agregó.

Finalmente, señaló que entiende la oposición de algunos sectores vinculados a la cadena productiva. “Defienden sus intereses y no siempre se puede pretender que todos estén de acuerdo. Los ricos no están de acuerdo con el impuesto a la riqueza, por ejemplo. Pero cuando hay un bien superior todos tenemos que ceder un poco”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *