Bomberos Voluntarios de Misiones se sumarán al “sirenazo” en reclamo de fondos retenidos

Los bomberos voluntarios, de los 32 cuarteles de Misiones adheridos a la Federación Misionera, se sumarán al “sirenazo” nacional que se llevará a cabo el próximo 2 de agosto, en reclamo de los fondos retenidos por el gobierno nacional en violación a lo dispuesto por la Ley 25.054. 

Las sirenas de todos los cuarteles misioneros sonarán al unísono para acompañar el «abrazo al Congreso» que se realizará en Capital Federal, y que busca visibilizar el estado de alerta que atraviesan por esta situación, ya  que pone en riesgo de desaparición al menos a la mitad de los cuarteles del país. 

Por iniciativa del diputado provincial Isaac Lenguaza (PAyS), también participarán en reuniones de comisión en la Legislatura misionera, donde se analiza un proyecto de comunicación que propone intimar al gobierno nacional al cumplimiento de la referida norma, que establece una financiación específica para el sostenimiento económico de los cuarteles con fondos que son recaudados especialmente con este objeto, y que no pueden ser destinados a otros fines.

“Los bomberos voluntarios son los destinatarios de este dinero que aportamos todos los argentinos cuando pagamos seguros del automotor, ya que la cuenta específica se conforma con el aporte del 5 por mil de esta recaudación. Esa plata debe transferirse cada tres meses a los cuarteles, pero desde hace dos años, esta transferencia se da con cuentagotas y ahora la deuda es de millones de pesos, a lo que se suma un ajuste del 60%. Esos fondos no se pueden tocar para otro destino. Estamos ante una retención indebida de fondos y un posible desvío penado por la Ley”, explicó el legislador, quien mantuvo contacto con la Federación Misionera a través de su presidente, Waldemar Laumann.

La Federación misionera, al igual que el resto de las representaciones provinciales y nacionales de los bomberos voluntarios argentinos, se declaró en alerta por la situación que los pone al borde de la desaparición, ya que no pueden afrontar gastos mínimos necesarios para mantener abiertos los cuarteles, como el costo de la energía, el agua, la reposición de materiales de trabajo y repuestos de las autobombas, etc.

Si bien algunos cuarteles tienen aportes de sus respectivas municipalidades o de los vecinos, “los fondos que deberían recibir desde la Nación son los que cubren costos fijos, mientras que el resto de los aportes eventuales sirven para equipamiento, por ejemplo”, explicó Lenguaza.

El sirenazo, entonces, se sentirá en toda la provincia como manifestación de la indignación por el recorte, que toca a uno de los sectores más considerados y valorados por cada comunidad.

Congreso de Protección Civil

La Federación misionera, a través de sus cuarteles y dependencias, también estuvo presente, el jueves 27 de julio, en el Congreso Internacional de Protección Civil que se realizo en el Centro de Convenciones de Posadas y contó con la presencia de varios disertantes provenientes de Argentina, Brasil y Paraguay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *