Clima: Afirman que líderes deben prestar atención a la ciencia y actuar para evitar una catástrofe

Luego de una maratón de dos días finales de conversaciones, se aprobó un nuevo informe científico climático del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU. El documento reúne investigaciones científicas actuales, con destacados científicos y gobiernos que acordaron un resumen que deja al descubierto la devastadora realidad y los riesgos que plantea la crisis climática, y las formas en que el mundo debe responder.

El Sexto Informe de Síntesis de Evaluación (AR6) del IPCC destaca las reducciones rápidas de emisiones necesarias para cumplir con los objetivos climáticos intermedios: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 43 % para 2030 y un 60 % para 2035, para llegar a cero neto a mediados de siglo y evitar que las temperaturas globales superen los peligrosos puntos de inflexión de 1,5 °C. Sin embargo, el documento también reconoce que las políticas actuales están lejos de cumplir estos objetivos, a pesar de la diversidad de soluciones disponibles. Se espera que los países evalúen su progreso hacia el logro de estos objetivos en el balance global en la cumbre climática de la ONU COP28 a finales de este año.

«Finalizando un verano con temperaturas récord, sequías, incendios y olas de calor, se hace evidente que la Argentina no está exenta de esta problemática, y en un año electoral se espera que los candidatos puedan reflejar la urgencia de los datos del informe en sus plataformas políticas», comentó Carlos Tanides, Coordinador del programa Ciudades, Clima y Energía de Vida Silvestre, y también Coordinador de la Alianza para la Acción Climática Argentina.

De la misma manera, WWF insta a los gobiernos de todo el mundo a prestar atención a las advertencias del informe y actuar rápidamente para implementar sus recomendaciones para limitar los impactos de la crisis climática. Pide a los líderes que reduzcan rápidamente las emisiones en todos los sectores, impulsen los esfuerzos para desarrollar la resiliencia ante los fenómenos meteorológicos extremos y protejan y restauren la naturaleza. Una eliminación acelerada de los combustibles fósiles es la mejor manera de evitar que el planeta supere los 1,5 °C y se arriesgue a una catástrofe climática total.

La Dra. Stephanie Roe, Científica Líder Global de Clima y Energía de WWF y autora principal del informe del Grupo de Trabajo III del IPCC, dijo: “Este informe representa la colección más completa de ciencia climática desde que se publicó la última evaluación hace casi una década. Combinando los hallazgos de los informes de miles de páginas publicados en los últimos años, se exponen muy claramente los impactos devastadores que el cambio climático ya está teniendo en nuestras vidas y ecosistemas en todo el mundo, el duro futuro que todos enfrentamos si no ponemos manos a la obra adoptando soluciones que podemos implementar ya mismo para reducir las emisiones y adaptarnos al cambio climático.”

Los informes del IPCC son influyentes ya que son utilizados por los formuladores de políticas y los gobiernos para informar sus acciones, dar forma a las negociaciones sobre el cambio climático de la ONU y afectar la opinión pública. El resumen del informe de síntesis del IPCC AR6 para los responsables de la formulación de políticas fue discutido línea por línea por los gobiernos en la sesión de aprobación de una semana en Suiza, que comenzó el 13 de marzo y se acordó el 19 de marzo.

En el país ya se están llevando a cabo algunas acciones desde el Estado nacional, principalmente aquellas detalladas en el el Plan Nacional de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático para Argentina (PNAyMCC), un documento que detalla los medios y acciones a llevar adelante nacionalmente para poder alcanzar las metas de adaptación y mitigación planteadas en la Segunda Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés) actualizada en 2021, a la que Argentina se ha comprometido de cara a 2030 para cumplir con el Acuerdo de París. 

La sociedad civil también está actuando: considerando la urgencia de la temática en un año marcado por las elecciones que por ahora no parecen abordar la problemática a la altura que se necesita, la Alianza para la Acción Climática Argentina (AACA), un colectivo de instituciones públicas, privadas, académicas, ONG y gobiernos subnacionales, lanzó una declaratoria conjunta llamando a tomar acción urgente, ya que el cambio climático afecta directamente contra la soberanía nacional, perjudicando a los suelos, los ecosistemas y su funcionamiento, la producción de alimentos, a las personas y el bienestar social, la salud y a la economía en su conjunto, con impactos cada vez más frecuentes y observables, así como sus implicancias que se traducen en pérdidas millonarias.

Carlos Tanides opinó “Para que tengamos oportunidad de atravesar la crisis climática que ya nos ha empezado a perjudicar seriamente, basta considerar las últimas semanas y las altas temperaturas experimentadas. Debemos poner en práctica los planes elaborados en los últimos años tales como el PNAyMCC que, aunque perfectible, representa hoy el mejor instrumento con que contamos en la Argentina. Pasemos con decisión a las acciones, para hacerle mejoras al plan hay tiempo, para tomar la decisión de ejecutar las políticas delineadas allí, no”.  

WWF da la bienvenida este último informe del IPCC, y destaca algunas ideas principales:

Ya existen muchas soluciones de bajo costo para la necesaria transformación de toda la economía.

El costo de las energías renovables como la eólica y la solar se redujo hasta en un 85% durante la última década.

La importancia de la naturaleza y la conservación, incluida la necesidad de conservar del 30% al 50% de la tierra, el agua dulce y los océanos de la Tierra para mantener la resiliencia de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas a escala global.

La urgencia de la acción en esta década, así como para 2035, la fecha que se vincula con la próxima ronda de contribuciones determinadas a nivel nacional en virtud del Acuerdo de París.

El Dr. Stephen Cornelius, subdirector mundial de Clima y Energía de WWF, dijo: “ La evidencia es muy clara, la ciencia es inequívoca: es solo la falta de voluntad política lo que nos impide tomar medidas audaces que son necesarias para evitar una catástrofe climática. Los líderes que ignoran la ciencia del cambio climático le están fallando a su gente. Una eliminación rápida de los combustibles fósiles es esencial, al igual que la protección y restauración de los ecosistemas naturales”.

“La naturaleza es nuestro aliado secreto en la lucha contra el cambio climático. Los sistemas naturales han absorbido el 54% de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con los humanos durante la última década y han frenado el calentamiento global y ayudado a proteger a la humanidad de riesgos mucho más severos del cambio climático. No podemos esperar limitar el calentamiento a 1,5 °C, adaptarnos al cambio climático y salvar vidas y medios de subsistencia, a menos que también actuemos con urgencia para salvaguardar y restaurar la naturaleza. La naturaleza es una parte no negociable de la solución a la crisis climática”.