«Cuando ellas dicen» llevó la emoción al escenario del Cidade

Con acento en lo femenino desde sus distintos matices, se desarrolló este sábado el espectáculo «Cuando ellas dicen», en el Centro Cultural Cidade. Una apuesta integral con cinco mujeres destacadas en el arte, que se fundó en la palabra y se complementó con la música, danza y la plástica.

Patricia Silvero, Alejandra Melgarejo y Cecilia Simonetti en el canto, Ofelia Cendra en la plástica y en la voz y Mónica Revinski en la danza, fueron las protagonistas del espectáculo integral «Cuando ellas dicen», que se estrenó este sábado en la sala Quiroga del Centro Cultural Vicente Cidade. El show contó con la producción musical de Juan Manuel Palma y el apoyo musical de Darío Fleitas, Polack Fernández y como invitado, Alejandro Nanio en saxo.

El espectáculo se viene preparando hace meses por iniciativa de la productora «Indigo», para conseguir que en poco más de una hora, cada una de las artistas pueda desplegar su mensaje. «Queríamos lograr un clima íntimo, algo así como lo que sucede en el living de una casa, cuando nos juntamos con amigas a compartir música y tomar algo mientras», contó Melgarejo, quien además de cantante, es integrante de «Aurazul» y de la productora «Indigo». Y así ocurrió, en un show que arrancó casi puntual y no se detuvo sino hasta el saludo final, 80 minutos después.

Como en el living de su casa
Un cuadro, unas lámparas de pie, sillones y un clima místico dado por el mantra «Ra ma da sa», las luces y el humo fueron el recibimiento para el público, en la sala más coqueta del Centro Cultural. Minutos después, una voz masculina en off anunció lo que estaba por suceder, esperando que ocurra «el ensamble de corazón a corazón… cuando ellas digan».

Con «Barro tal vez», las tres cantantes iniciaron juntas el viaje sonoro, turnándose luego para interpretar sus temas, mientras las otras esperaban en los sillones con su copa de vino. A la par, pero como situada en otro plano, Ofelia Cendra estuvo en escena todo el tiempo, realizando en vivo una obra plástica cuyos colores se destacaban en el juego de las luces de escenario. Asimismo, entre tema y tema se pudo escuchar su voz en off recitando fragmentos seleccionados de poesías de Nancy Pisano, Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni y otras. Cada tema tuvo su interpretación danzada, con la bailarina Mónica Revinski y como invitada en un tema, Victoria Solari. Y todo el show contó con el apoyo de imágenes especialmente elegidas en la pantalla de fondo.

Así se fueron desgranando en la noche los temas escogidos por cada una. Entre ellos, Silvero cantó «Dignificada», de Lila Downs; el «Aleluya» y «Hasta la raíz», de Natalia Lafourcade. Cecilia incursionó en aires de tango con «Vete de mí», de Homero Espósito, «Nostalgia», de Enrique Cadícamo y «Corazón loco», de Richard Denemberg; mientras que Alejandra interpretó «El tiempo esta después», de Fernando Cabrera, «Alfonsina y el mar», de Félix Luna y Ariel Ramírez, y «Fragmentos de ciudad», de «Aurazul».

Emociones como la soledad, el amor, el desamor, la ira, la necesidad, la pasión, las tristezas, la melancolía, la esperanza, y los miedos fueron transitando el escenario en sus diversos formatos de conexión, rubricados por el aplauso del público entre tema y tema. El cierre fue nuevamente compartido, con la popular «Razón de vivir», de Víctor Heredia.

«Esperamos poder poner en escena este show varias veces más», aseguraron las artistas, felices por su performance al terminar el show.