Desde la Dirección de Bomberos de la Provincia destacan el trabajo conjunto con los Voluntarios

El subcomisario Ramón Amarilla, ingeniero en Siniestros y Seguridad Ambiental y segundo Jefe del Departamento Técnico de la Dirección de Bomberos de la Provincia, que depende de de la Dirección General de Seguridad de la Jefatura de Policía, brindó detalles sobre el protocolo que se sigue para afrontar siniestros.

El alto oficial contó que básicamente en la ciudad de Posadas, las denuncias de siniestros de realizan al 911  de  la Policía, de ahí en más, luego de la recepción de la denuncia, se dispara la emergencia al Cuartel Central de Bomberos, que está ubicado en avenida Martín Fierro casi Francisco de Haro. Siguiendo el protocolo, el Cuartel Central, por jurisdicción, determina qué cuartel está más cerca del siniestro denunciado e inmediatamente sale una dotación hacia el lugar para actuar según sea las características del siniestro.

Respecto de la infraestructura y recursos humanos que disponen, el funcionario policial detalló que la Dirección de Bomberos cuenta con 15 Divisiones en toda la provincia, cuatro de ellas en Posadas y once en el interior de la provincia, básicamente todos los cuarteles cuentan con toda la infraestructura necesaria para que el personal pueda estar cómodo de guardia las 24 horas, con dotaciones y personal necesario, con todos los equipos para los diferentes tipos de intervenciones que pueda tener una dotación, teniendo en cuenta que no sólo es incendio lo que puede ocurrir. “Podemos tener un accidente, alguna persona atrapada, un derrame de sustancias químicas, algún artefacto explosivo, alguna persona de rescate en altura”, explicó Amarilla y destacó que “la Dirección de Bomberos cuanta con todo el personal capacitado para acudir en diferentes tipos de  siniestros”.

Por otra parte, el subcomisario comentó sobre el trabajo con los Bomberos Voluntarios, y en ese aspecto, explicó que puntualmente está asesorando a la Subsecretaria de Protección Civil de la Provincia, donde el titular del área, Enrique Parra, “nos convocó y con la autorización de la Jefatura, venimos trabajando en conjunto con ellos, básicamente la Subsecretaria tiene como función administrar la certificación operativa de los cuarteles de los Bomberos Voluntarios”, afirmó.

“Lo que se está haciendo es un trabajo en conjunto, tenemos 33 cuarteles de Bomberos Voluntarios en toda la provincia, algo que es muy bueno porque se complementan de los Bomberos de la Policía, y el trabajo en conjunto es muy importante a la hora de un siniestro”, destacó.

Por ejemplo, el oficial explicó que “cuando uno llega a un incendio, la primera dotación que llega al lugar de un incendio es la que comanda, el oficial a cargo evalúa qué tipo de siniestro, la magnitud y de ahí en más si necesita apoyo lo pide, generalmente una autobomba tiene hasta seis salidas de mangueras para combatir un incendio, con lo cual de ahí en más todas las dotaciones que van llegando, la función que tienen es cargar agua a la dotación que está trabajando y colaborar con el personal, pero generalmente, dado que es una cuestión técnica, las autobombas de apoyo simplemente tienen que cargar agua y ver que cuando termina volver al sistema hidrante cargar y volver al lugar”, detalló.

“Además –siguió el subcomisario- también es importante aclarar sobre algo que siempre nos preguntan, de porqué a veces asisten una o dos autobombas o muchas –según el caso- a un incendio. Es porque básicamente el jefe oficial de dependencia estipula, en función de la superficie del siniestro, el tipo de llamas, la altura y qué carga de fuego podemos tener en el siniestro,  de ahí en más se pude calcular la demanda de agua que podamos tener y de acuerdo con eso se pide apoyo o no”, explicó finalmente el funcionario policial.

Fuente: LT17 Radio Provincia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *