Entre enero y abril del 2023 se cometieron 160 muertes violentas en Argentina

Así lo estableció el registro del Observatorio MuMaLá «Mujeres, Disidencias, Derechos». Solo 105 de ellos, fueron femicidios, femicidios vinculados y trans-travesticidios.

Tal como relevaron las Mujeres de la Materia Latinoamericana (MuMaLa) por medio del Registro Nacional de Femicidios, Femicidios vinculados, Trans/ Trasvesticidios y otras muertes violentas, entre el 1° de enero y el 30 de abril de este año, se perpetraron 160 muertes violentas de mujeres, travestis – trans, de las cuales: 105 fueron Femicidios, femicidios vinculados y trans- travesticidios.

De esos 105, solo 85 de ellos tenían vínculo directo y solo uno, fue una muerte por trans/travesticidio. De las muestras, se revelaron que 22 de las muertes fueron asociadas al género y relacionadas con economías delictivas y delitos comunes. Aún 30 de ellas se encuentran en investigación y otras 192 quedaron en un intento de femicidio.

Desde comienzos de año hasta fines de abril, no solo  97 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre sino que Chaco, Corrientes, La Rioja, Salta y Santiago del Estero, continúan siendo las provincias con más altos índices de violencia.

La tasa nacional indica que cada 100 mil mujeres se cometen 0,4 femicidios. El 54% de ellos son cometidos por parejas o ex parejas y la edad promedio continúa rondando los 37 años.

El 17% de las víctimas había denunciado a su agresor. De las mismas, el 76,5% tenía orden de restricción y el 23,5%, botón antipánico. El 69% de los femicidios fueron en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida y en el 13% de los casos, la víctima estuvo desaparecida.

En el 15% de los casos el femicida asesinó a una tercera persona (femicidio vinculado por interposición) o para ocasionar un daño irreparable a estas mujeres (femicidio vinculado). Un 22% de los femicidas se suicidaron y un 6 % abusó sexualmente de la víctima.

«Exigimos políticas de calidad, integrales y territoriales que permitan el acceso a vidas dignas y libres de violencias. Cómo siempre, nos mata el machismo y nos golpea la pobreza. Es hora de activar la Ley de Emergencia por el Ni Una Menos», cerró la estadística, la referente de MuMaLa provincial, Carla Talavera