Habilitaron el movimiento de pollitos bebés para agricultores familiares

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) habilitó el movimiento de pollitos bebés para productores de la agricultura familiar en la provincia de Misiones.  La decisión fue tomada a raíz de solicitudes de las asociaciones de ferias francas de la provincia y de la ministra Marta Ferreira, a través de notas formales a la Presidente del Senasa y de reuniones mantenidas con la Dirección Regional.

En estos días se realizó una nueva reunión en la sede del Centro Regional Corrientes-Misiones del Senasa, donde se informó sobre la autorización de ingreso de pollitos y se clarificaron y unificaron criterios respecto a la habilitación de granjas avícolas familiares. Participaron de la reunión la ministra de Agricultura Familiar, Marta Ferreira, representantes de los ministerios del Agro y la Producción, Salud Pública y autoridades del Organismo en la región.

Como primer requisito para acceder a este beneficio, el productor deberá contar con el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA) asimismo, deberá pertenecer a una organización, institución o bien acercarse a las ferias francas, al Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), o a los ministerios del Agro y la Producción y Agricultura Familiar, para completar la solicitud, allí se va a requerir los datos personales, el RENSPA, la cantidad de pollos y definir el centro de distribución.

Los lugares de entrega de los pollitos serán informados oportunamente, debido a que debe ser un lugar físico que tenga un área de ingreso y una de salida, debe contar con ventilación y paredes cerradas, donde bajarán los pollos del transporte, desde allí el productor será el encargado de retirarlos.

Los productores que compren hasta 70 pollos no tienen la obligación de habilitar las granjas, ya que este número de aves es considerado como producción de la agricultura familiar para autoconsumo. Pasadas las 70 aves, las granjas deberán ser habilitadas por Senasa y cumplir con cierta normativa establecida por el ente regulador, con la finalidad de garantizar la trazabilidad y la bioseguridad de las granjas avícolas, impidiendo el ingreso de animales silvestres, que puedan ser fuente de contagio de enfermedades. Además, el agricultor debe tener en cuenta las normas de bioseguridad al trasladarse de un espacio productivo a otro, para evitar la diseminación de enfermedades.

Deberá tomar medidas de precaución, cómo ser desinfección de calzados con una solución desinfectante o cal viva, al ingresar y al salir de los corrales, tener una vestimenta para utilizar dentro de los corrales y cambiársela al salir, para disminuir el riesgo de diseminar patógenos causantes de enfermedades.

La provincia cuenta con alrededor de 350 agricultores familiares, que han perdido el ciclo productivo debido a las medidas adoptadas por Senasa en torno a la influenza aviar en el país.

Las cantidades requeridas por productor no superan las 500 aves, las mismas no son exorbitantes, teniendo en cuenta que, en misiones los mercados zonales y las ferias francas abastecen a gran parte de la población misionera, que elige consumir alimentos de la zona.

Es oportuno aclarar que la provincia de Misiones es la primera en contar con esta autorización de ingreso de pollitos y que no posee casos detectados de influenza aviar. Además de ser la provincia con mayor cantidad de agricultores familiares del país y para quienes la avicultura es parte de su diversificación productiva a escala familiar.

Este conjunto de características nos permite hoy contar con la habilitación del movimiento de pollitos provenientes de establecimientos de cría que cumplan con las normas de bioseguridad a centros de distribución de aves para la agricultura familiar, con la documentación respaldatoria que permita la trazabilidad de las aves desde el punto de partida hasta el ingreso a las distintas unidades productivas.

Y que, sin dudas, requiere de la responsabilidad seria de todas las instituciones involucradas, incluida la familia agricultora.