Historia en Hashtags: #Corea del Sur

En esta nueva entrega de Historia en Hashtags para Página 16 vamos a centrarnos en las problemáticas sociales a través del desarrollo y crecimiento económico del Milagro Coreano, por lo cual Corea del Sur es el hashtag del día. El film que nos servirá para poder graficar con mayor claridad esto es, nada más ni nada menos, que Parasite.

Esta película ganó el premio a la producción cinematográfica más importante del mundo, es decir el Oscar de oro a la mejor película del 2019. La misma fue dirigida por Bong Joon Ho, sociólogo egresado de la Universidad de Yonsei, y buscó de una manera dramática y rozando por momentos el humor negro, retratar gran parte de los problemas de clases generados en el seno de la sociedad surcoreana, a través de la proliferación de un sistema económico que profundizó en mayor o en menor medida la desigualdad entre ricos y pobres. La familia menos pudiente que buscó “parasitar» a la familia adinerada con fines de supervivencia dentro de un sistema económico salvaje es la trama principal del film.

Historia. Pero para comprender efectivamente el funcionamiento de la sociedad y la economía surcoreana, hay que hacer un poco de Historia. En primer lugar, nos remitimos a la Guerra de Corea (1950 – 1953). Este conflicto fue uno de los epicentros centrales de la Guerra Fría, en donde el cruento enfrentamiento entre Corea del Norte (apoyado por la URSS) y Corea del Sur (apoyado por EE.UU) dejó un saldo importante de muertos (3,5 millones), la destrucción arquitectónica de las ciudades, la rivalidad acérrima entre las dos Corea, la fragmentación social al interior de ambos estados y la partición geográfica de la península por el paralelo 38.

Milagro coreano. El denominado Milagro Coreano o Milagro en el Río Han, es un proceso de reconstrucción económica que afectó y modeló todas las partes componentes de la sociedad surcoreana entre 1953 hasta la década de 1990. El proceso de industrialización, urbanización y desarrollo tecnológico fueron los resultados más visibles de este “milagro”, lo que nos lleva a cuestionarnos sobre la forma en la que se dio a nivel histórico. Hay dos ítems principales para comprender esto, en primer lugar una de índole económica, y es la conformación de monopolios económicos en manos de grandes familias, denominados “cheabols», los cuales al tener una forma de administración empresarial de manera “hereditaria» y por relaciones de parentesco en la cúpula jerárquica de la dirigencia, agilizaron la forma de sobreproducción necesaria para el desarrollo y crecimiento económico de Corea del Sur.  Por otro lado, la educación es la punta de lanza en la inversión que realizaron las instituciones públicas y privadas en este país, a tal punto que el aparato educativo se volvió casi la única forma movilidad social, con exámenes sumamente exigentes que definen el futuro de los jóvenes coreanos para el ingreso a la vida universitaria. El examen anual se llama Suneung, y consta en el desarrollo de 5 tópicos en 9 horas consecutivas, en donde el resultado para aprobar debe ser de 490 en un total de 500 puntos. Este excesivo examen promueve desde la década de los 90’s un nivel de presión social entre los estudiantes que han provocado, según datos de la ONG coreana Mundo, un total de entre 1500 y 1600 suicidios entre estudiantes de primaria, secundaria y terciario. El aspecto educativo es uno de los tópicos principales que se problematizan en la película. Asimismo, el nivel de comportamiento y “respeto” por la autoridad es debido a la proliferación del confucianismo, como modelo o esquema filosófico y ético que tiene como premisa principal, mantener en la cima de la escala social a los ilustrados, lo que hace a la práctica del estudio no solo necesario, sino obligatorio y elitista.

Película. En el transcurrir del film podemos visualizar claramente estas problemáticas dadas por el sistema educativo y la amplia brecha entre ricos y pobres. La enseñanza particular de Inglés,  es reservada para los estudiantes universitarios y sus beneficiarios son los hijos de los adinerados, con el fin de ir consolidando sus conocimientos para el Suneung. En el film, el joven de la familia Kim lo consigue por un amigo y no por ser “idóneo” para llevarlo a cabo. Otro tema de suma importancia para la película son los “olores». Parte de una escena principal, la vida en los sótanos son hoy en día sitios muy comunes como vivienda, originalmente construidos como búnkers ante la amenaza de un ataque de Corea del Norte en los años 60’s, los mismos reciben muy poca luz solar y ventilación, por lo cual se genera moho y humedad, dando lugar a un olor característico que se retrata en la película,  y forma parte del estigma social padecido por los sectores menos pudientes de Corea del Sur.

La vida en Asia nos parece tan lejana y desconocida a los habitantes de Occidente, pero sin lugar a dudas, Parasite puso de manifiesto no solo la expresión social de un fenómeno en Corea del Sur, sino un aspecto no tenido muy en cuenta en los análisis del Milagro Coreano, como lo es la gran disparidad de clases debido a las medidas tomadas históricamente desde el ámbito económico. Parasite no solamente es la ganadora del Óscar 2019, sino que puso en boca de todos a la dificultad de ser pobre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *