¿Infección o inflamación en el oído?, conocé algunas medidas de prevención

Desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” informan a la población sobre las enfermedades comunes del verano. En esta oportunidad se refieren a la otitis.

Por lo que explican, “se denomina otitis a la inflamación del oído causada, generalmente, por una infección. Es muy común en el verano”.

Al tiempo que, agregan información sobre los diferentes tipos. “La infección o inflamación puede ser de cualquier sección del oído, causada por diferentes microorganismos. Existen dos tipos: la otitis media y la otitis externa”.

Continuando con el tema detallan, en el caso de la otitis media, como su nombre lo indica, involucra el oído medio, que está localizado detrás del tímpano. En general, la causa es infecciosa.

Mientras que la otitis externa, es la denominada “otitis del nadador”, una inflamación del conducto auditivo externo. Se puede producir por la entrada de agua o por traumatismos.

En relación a las causas de la infección, señalan que  “por lo general ocurre luego de pasar mucho tiempo en el agua. Si hay mucha humedad en el oído, este se puede irritar, abriendo la piel del canal y permitiendo la entrada de bacterias u hongos. Por esta razón la “otitis del nadador” ocurre por lo general durante el verano, cuando las personas nadan”.

También, se refieren a los principales síntomas de la otitis externa “dolor de oído, la sensación de oído tapado, picazón y a veces supuración del oído. Si aparecen estos síntomas hay que consultar enseguida al médico”.

Cómo medidas de prevención aconsejan, el uso de gotas de venta libre con una solución diluida de ácido acético, o alcohol, en los oídos después de nadar, puede ayudar a evitar la otitis externa, especialmente si la persona es propensa a contraer infecciones.

Finalmente recomiendan, no usar hisopos o cualquier cosa que produzca una lastimadura de la piel en el canal auditivo, puede producir una infección. La piel seca, o un eczema, rascarse el canal auditivo, limpiarse el oído de manera vigorosa con hisopos o colocarse objetos como ganchillos en el oído pueden aumentar el riesgo de desarrollar una otitis externa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *