Judith Jacob: Dejó su dependencia para apostar al sueño de emprender

Emprender requiere sacrificios, responsabilidad y constancia para lograr sostener el lugar en el mercado. Así lo entendió la emprendedora Judith Lorena Jacob que decidió renunciar a la estabilidad de trabajar en relación de dependencia para aventurarse con su marca “Lore Arte”, que da identidad a sus productos de vitrofusión. Es parte del programa Pymes Misiones, de la Agencia para el Desarrollo Económico de Misiones (ADEMI) que le permite ampliar sus posibilidades comerciales.

La Agencia lleva adelante el programa “Comprá a tu vecino” por el cual visibiliza las propuestas de los diferentes emprendedores misioneros. De esta manera se suman esfuerzos para mejorar las oportunidades económicas de cada uno de los sectores de la economía provincial.

Judith puede tomarse de ejemplo para definir el trabajo emprendedor. Tiene talento para el desarrollo de sus productos pero, sobre todo, entiende que la constancia y responsabilidad son elementos cruciales para sostener sus logros. Desde su taller, rodeada por retazos de vidrios, pinturas, pinzas, hornos; da forma a diferentes productos realizados en vitrofusión.

“No estaba en mis planes, cuando estudié ciencias económicas, dedicarme a esto”, dice con una sonrisa mientras suelta las pinzas que utilizaba para moldear los retazos de vidrios que, momentos después, iban a fundirse en el calor de su horno. Aseguró que comenzó a bucear en este arte del fuego “como un hobby”.

“Me dedicaba en los tiempos libres, cuando salía del trabajo”, explica al respecto y reconoce que su viejo trabajo, en el que contaba con la preciada “relación de dependencia”, le gustaba mucho: “Fue un desafío muy grande el dejar lo que tenía, pero lo hice porque esto me apasiona y me trae una satisfacción mayor”.

En su visión, emprender es un camino de mucho aprendizaje donde se van mejorando las técnicas para aplicar en el producto, pero también requiere mejorar las dedicadas a atraer a los clientes. “Cada vez me van conociendo más y es un camino que voy haciendo con mucha responsabilidad”, agregó.

Asegura que todas las piezas son diferentes porque “uno las piensa y las elabora, pero después ocurre la magia del horno donde, quizás, el resultado es muy diferente a lo que planeaste. Pero ese misterio también te da cosas muy lindas”.

Así, logró meterse en el mercado con artículos como aros, dijes, escarapelas, prendedores, porta sahumerios, centros de mesa, artículos decorativos para el hogar, entre otra infinidad de variantes donde pone en práctica la vitrofusión. “También tengo muchos pedidos especiales de mis clientes que van abriendo el camino a nuevas creaciones”, agregó.

Ella, forma parte de los emprendedores que se sumaron al programa provincial “Pymes Misiones” por el que pone sus productos en la plataforma www.pymesmisiones.com.ar, aeropuertos, parques provinciales protegidos y otros comercios adheridos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *