La Corte Suprema declaró inconstitucional el índice que utiliza Anses para calcular jubilaciones

El único magistrado que votó en contra fue el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz. Al inclinarse por el sistema ISBIC, podría beneficiar a más de 150 mil jubilados.

La Corte Suprema declaró este martes inconstitucional el índice que utiliza la ANSeS para actualizar los haberes jubilatorios, a partir de un reclamo que había efectuado un jubilado.

Con cuatro votos a favor y uno en contra, los jueces del máximo tribunal hicieron lugar a una demanda presentada por Lucio Orlando Blanco, que se jubiló en 2003 y reclamaba la implementación del sistema que existía antes de que se sancionara la denominada Ley de Reparación Histórica.

Antes de la sanción de esa ley, para calcular la movilidad jubilatoria se aplicaba el Indice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC), pero la ANSeS comenzó a utilizar el indicador llamado Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

Si bien el fallo favorece solo a Blanco, el texto sienta un precedente del que se podrán acoger otros 150 mil jubilados que están en una situación similar al del jubilado favorecido este martes.

El fallo contó con los votos a favor de los ministros Helena Higthon de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Eduardo Rosatti y Juan Carlos Maqueda), mientras que en contra votó Carlos Rosenkrantz.

La Corte Suprema declaró inconstitucional el índice que utiliza la ANSeS para actualizar los haberes jubilatorios, a partir de un reclamo que había efectuado un jubilado.

En un fallo adverso para el Gobierno, el único magistrado que votó el contra fue fue el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz.

Así, el máximo tribunal hizo lugar a una demanda presentada por Lucio Orlando Blanco, que se jubiló en 2003 y reclamaba la implementación del sistema que existía antes de que se sancionara la denominada Reparación Histórica.

Se trata del Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC) que fue priorizado frente al indicador llamado Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que comenzó a utilizar más tarde la ANSeS  y que hoy la Corte declaró inconstitucional.

La causa que llegó hasta la Corte Suprema se inició a partir del reclamo de Lucio Orlando Blanco, que se jubiló en el 2003 y comenzó una disputa legal con el Estado por la actualización de sus haberes. El hombre ganó aquel juicio en su momento, pero ahora se discute qué índice debe aplicar el Gobierno para hacer efectivo el pago de los incrementos.

La Sala II de la Cámara de la Seguridad Social falló a favor de Blanco y ordenó que se utilice el sistema ISBIC, pero la ANSeS apeló esa decisión y advirtió que está en riesgo la sustentabilidad del organismo previsional.

Si bien la Corte emitirá un fallo que afectará solamente a este caso en particular, el texto sentará jurisprudencia y podría extenderse a otros 150 mil jubilados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *