Maurice Closs: “No estoy ni cerca ni lejos de la Renovación, estoy adentro”

El ex gobernador grafica su posición para no dejar dudas: “soy parte fundadora y extremadamente importante” del oficialismo provincial. Además, dice que la “sinceridad a veces me juega una mala pasada”. Entre los temas habla de energía, su visión de política migratoria y el fenómeno Trump. Y por supuesto, el escenario político actual entre Cambiemos, oposición y Kirchnerismo.

El Diputado Nacional no deja pasar los temas de agenda nacional. Sean institucionales, políticos, económicos o sociales impone su visión en cada uno de ellos, aunque por momentos dice que la sinceridad pública al extremo le puede jugar una mala pasada.
Hace pocos días Closs se descargó en Twiter por la decisión del gobierno nacional de condonar deudas a empresas energéticas en algunas provincias argentinas por un monto de $19.000 millones. Dijo sentirse “un gil” por haber pagado durante su gestión las facturas por la compra de energía a CAMMESA: “lo hicimos durante los años de mi gobierno y hoy lo hace el gobernador Passalacqua con mucho esfuerzo”.
EMSA compra energía a la prestataria mayorista nacional y a la fecha el monto ronda los $70 millones al mes. El diputado entiende que “el tema energético siempre afecta a la gente, porque se cree que uno genera y distribuye energía con el aire, pero todo se hace con plata” y sostiene que “todas las empresas energéticas (del país) son deficitarias porque las tarifas estuvieron subsidiadas durante mucho tiempo y son los gobiernos lo que fondean”.
Closs comenta que en la ley del presupuesto “se le da herramientas a la nación para que las deudas que tienen las distribuidoras de energía puedan ser compensadas” y agrega “me parece un error y una injusticia que no haya un reconocimiento a los qu

e pagamos”, ya que Misiones queda afuera de esta consideración.
Como resultado, propone por medio de un proyecto de ley dos puntos: generar una moratoria de 240 cuotas para las empresas con capital estatal mayoritario y cooperativas prestadoras de servicio público, y por otro lado, una compensación de las deudas impositivas para aquellas que no puedan acogerse al beneficio anterior: “a los buenos cumplidores que nos perdonen las deudas impositivas”, dice Closs.
Días pasados, en una entrevista para el diario Clarín el Diputado manifestaba que “algo anda mal” en cuanto a las mediciones de pobreza ya que en Paraguay el índice ronda un %23, y en Argentina alrededor del %32. Closs pone esto en duda porque “vos sabes que en Argentina es mucho más el desarrollo que en Paraguay”, y agrega que “tampoco puedo creer que la pobreza en Bolivia sea 2 o 3 puntos más que en la Argentina”.
El ex gobernador se reconoce con autoridad para opinar sobre el tema: “siempre fui una persona abierta al fenómeno migratorio, la relación bilateral que establecimos con el Gobernador de Itapuá (Paraguay) en su momento fue muy profunda y de mucha integración”.
Sus declaraciones respecto a los debates migratorios de integración generan opinión a favor y en contra, pero sostiene que “lo peor que podemos hacer es no debatir, y lo segundo peor que podemos hacer es debatir desde los extremos”. Pone como ejemplo la victoria de Donald Trump como un cambio de paradigma en donde muchas cosas que estaban contenidas en la sociedad pasan a ser aceptadas.
Closs distingue 2 tipos de inmigración: “la definitiva que es aquella que viene a la Argentina con vocación de arraigarse para toda la vida; el otro es transitorio o temporario que viene a buscar salud o educación. Algo que en otros países es muy difícil, mucha gente viene a la universidad pública (Argentina) y se anota libremente”. Entonces “mientras ni el país principal del mundo (EEUU) puede resolver el problema de educación para los habitantes americanos, nosotros tenemos un sistema que damos educación a toda latinoamerica”.
Por otra parte, opina que “el modelo de Donald Trump es bastante parecido en líneas generales al de Cristina Fernández de Kirchner” y para ello distingue 5 elementos similares de proyección política entre ambos: “no está de acuerdo con la globalización, busca potenciar la industria nacional, busca controlar las importaciones, quiere generar un shock de consumo y una enorme inversión en obra pública” y es contundente “el proyecto es mucho más cercano al de Cristina que al de Macri, aunque no son iguales, son países distintos”.
Al contextualizar en Argentina el resultado electoral de Norteamérica dice que en este escenario “el gobierno Macri va a tener que leer y adaptarse, ante un fenómeno de suba del tipo de cambio (Argentina) que debe ser más competitivo”, porque si no “nos van a ir a juntar con cucharita como fue el final de convertibilidad”. Y agrega que “Lavagna dice que hay elementos de la macro economía (de Cambiemos) que son muy parecidos al menemismo: tipo de cambio retrasado, una apertura indiscriminada y endeudamiento que hubo con Menem y con Martínez de Hoz. El tema es que lo ocurrió en los 90 y lo que ocurrió con Martínez de Hoz no termino bien”.
En cuanto a posiciones políticas dice “están los cambiemos que hacen de los K un demonio y están los K que hacen de Cambiemos un demonio. En el medio estamos un montón que queremos encontrar un punto de rescatar lo mejor de lo pasado, ayudar a las correcciones del presente e ir para adelante”, aunque advierte que “la sociedad sigue consumiendo los extremos, sobre todo cuando miras el rating, o te mide Lanata o te mide Navarro”.
Finalmente, en el contexto provincial Closs es determinante “no estoy cerca ni lejos de la Renovación, estoy adentro. Soy parte fundadora y extremadamente importante, con una ascendencia sobre gente que esta distribuida en los municipios de la provincia y que le ha dado a la renovación históricos triunfos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *