Passalacqua rompe el paradigma opositor y promueve inversión de infraestructura para Misiones

En su gira por Rusia, el gobernador misionero fue entrevistado por Santiago Dapelo del diario La Nación, quien lo define “Campechano en sus formas” y asegura que lo señalan desde el “periodismo porteño” como «el gobernador opositor favorito» del Gobierno. Cuenta que a Passalacqua esto no le genera problemas sino que todo lo contrario. «Mi relación con el Presidente es muy buena», reconoce el gobernador de Misiones.

La nota fue publicada esta mañana por el diario, en el marco de la cobertura periodística en la gira oficial del Presidente Macri por Rusia y Davos.

En este escenario, la provincia es, en términos políticos, una vidriera del concepto “gobernabilidad con gobernabilidad se paga” promovida en los últimos años entre provincia y nación, aunque ideológicamente el oficialismo provincial se define como una “oposición constructiva”. Passalacqua adquiere un sugestivo posicionamiento político en el país y logra una oportunidad de inserción en los mercados dominantes del mundo para la provincia.

Lo que si es claro que nada en este gobierno es casual.

Semanas atrás por pedido expreso del Presidente Macri, Rogelio Frigerio solicito en una reunión de gabinete de Ministros un trato preferencial para diez gobernadores opositores que “están ayudando a garantizar la gobernabilidad”. En esa oportunidad, ubicó en la cima al gobernador Hugo Passalacqua quien “desde el primer día, Macri lo considera el aliado número uno”.

Por segunda vez el misionero acompaña a una gira oficial al presidente, esta vez por Rusia y luego en Davos, dando lugar a los análisis que genera esta cercanía política. ”Passalacqua apuesta a lograr inversiones para su provincia, pero también se mete en la discusión nacional” dice la nota.

-¿Cómo le cae que se lo señale como el gobernador opositor más cercano a Macri?

-Nosotros somos opositores, lo decimos siempre y marcamos eso. Pero es un momento en el que la única forma de lograr la patria es estar hombro contra hombro. No hay especulación, no la puede haber.

-¿A qué se refiere?

-Es un momento difícil, desde el punto de vista financiero. La política está ordenada y eso es vital. El Presidente es bienvenido acá [por Rusia], como cuando fuimos a Alemania. La textura política que hemos adquirido los argentinos es bastante uniforme; se percibe como sólida y eso nos permite dar seguridad al que viene a poner dinero. Nadie pone dinero donde no hay certezas políticas.

-Pero no todos los gobernadores consideran que es el momento de «estar hombro contra hombro», sino todo lo contrario.

-Algunos tienen otra visión de la política. La mía es hacer más feliz a la gente. Yo no voy a opinar por colegas que opinan distinto. Tienen todo el derecho, pero tienen otra visión de la política. Puedo estar equivocado yo, pero la mía es genuina y sincera.

-¿Qué falta para la anunciada «lluvia» de inversiones?

-Seguir trabajando. Esto que vino a decir el Presidente y el trabajo de venir hasta acá, es un proceso importante. Pero anunciar una lluvia de inversiones fue un error.

-Después de un diciembre complicado, el Gobierno pateó para adelante el debate por la reforma laboral. ¿Qué le parece esa decisión?

-No voy a esquivar el tema, pero lo desconozco. Leo por los diarios las posiciones de la CGT, del otro y el otro, pero nadie, hasta ahora, nos preguntó a los gobernadores nuestra opinión. A nosotros nunca nos sentaron en esa mesa. Pero no tienen por qué hacerlo tampoco. El diálogo es entre el Gobierno y la CGT.

-¿Qué evaluación hace de lo que sucedió a fin de año con la reforma previsional?

-Yo estuve ese día en el Congreso. Fue muy mal explicado por el Gobierno desde el primer momento. Se instaló mal, no lo hicieron bien y costó mucho. A todos nos sonó al 13% de López Murphy [por el descuento que implementó el entonces ministro en la presidencia de De la Rúa].

-¿Hace falta una reforma laboral?

-Todo el mundo demanda el dinero de capital. La mano de obra genuina y nueva requiere de algún tipo de acomodamiento.

-Uno de los principales problemas que deberá enfrentar es la paritaria. ¿Qué aumento ofrecerá a los maestros y a los trabajadores provinciales?

-Estamos trabajando. Todo depende de la capacidad de pago, cómo están las arcas. La Argentina no es pareja. Pero no puedo dar un número ahora, sería irresponsable.

-¿Cuál es su objetivo aquí?

-La infraestructura es vital para nosotros. Puentes y puertos es fundamental.

Por: Santiago Dapelo

Fuente: Clarín / La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *