#Predigma: La Hipertensión Arterial como Factor de Riesgo

El diagnóstico de la hipertensión arterial lo hace el médico con una valoración en particular que es la medición de la presión con el tensiómetro.

Todos los otros estudios que le pueden solicitar posteriormente al paciente son para valorar una situación que se llama Daño de Órgano Blanco y que tiene que ver con mirar si algún órgano ya tiene algún daño por la hipertensión y otros complementarios que se usan para detectar enfermedades concomitantes o la presencia de otros factores de riesgo que pudieran adicionar daño a los mismos órganos y que hubiera que tratarlos en forma concomitante.

Por lo tanto, con tener un tensiómetro es suficiente para hacer el diagnóstico de hipertensión. Y esto se da cuando el paciente en dos o más tomas aisladas presenta la presión por encima de los valores normales.

Si en algún momento le ocurre esta situación, es importante que concurra a su médico para que le explique cuáles son los valores que se consideran anormales y si en su caso en particular las tomas que tiene son suficientes para realizar el diagnóstico o si es necesario un estudio de toma de presión de 24 hs para confirmarlo.

Este estudio, que se puede usar en algunos casos para diagnosticar casos dudosos o para controlar pacientes que ya están bajo tratamiento, se llama MAPA o Monitoreo Ambulatorio de la Presión Arterial de 24 hs. Se trata de un tensiómetro pequeño y portátil que se coloca con una programación específica y se encarga de tomar la presión en forma automática al paciente cada 15 minutos aproximadamente durante todo un día. De esa manera uno tiene entre 60 a 70 mediciones de un día y puede con el promedio de la presión de ese día tomar alguna conducta al respecto.

Por otro lado, y una vez realizado el diagnóstico, es posible que le soliciten los otros estudios que decíamos que son para valorar daño de órgano blanco u otras situaciones concomitantes. Estos pueden incluir:

-Eco doppler cardíaco (que es una ecografía del corazón para detectar cambios producidos por la presión)

-Eco doppler de las arterias renales (para detectar anormalidades en las mismas que pudieran desencadenar la hipertensión o agravarla)

-Eco doppler de arterias del cuello (para detectar aterosclerosis subclínica que hubiera que tratar concomitantemente)

-Ergometría (se utiliza muchas veces para determinar si la presión arterial se encuentra controlada en la actividad física)

-Laboratorio (para buscar otros factores de riesgo concomitantes como el colesterol o el azúcar en sangre y medir ciertos parámetros como la función de los riñones que puede verse alterada en la hipertensión)

Y otros más que su médico puede considerar oportunos para determinar algún otro daño ocasionado por la hipertensión arterial.

Como siempre decimos, y en este caso más que nunca… si tiene alguna duda, consulte a su médico!

Dr. Mariano Olmedo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *