Tres operadores internacionales estarían interesados en explotar el turismo fluvial en la hidrovía

Tras la firma del convenio entre las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Misiones, que establece un corredor turístico fluvial, el ministro de turismo, José María Arrúa, señaló que «la idea es que los cruceros lleguen a Buenos Aires y los turistas suban por el río Paraná para llegar hasta Iguazú». 

El acuerdo establece que se realizarán inversiones para la prestación de los servicios a los pasajeros, en los puertos, para la operación de cruceros fluviales con servicio a bordo. 
El turismo fluvial «no es lo mismo que el sector de carga, por lo que hay que tener una infraestructura adecuada» para brindar los servicios de embarque y desembarque, con el debido control de pasajeros y las comodidades necesarias, indicó Arrúa.
«En la provincia de Misiones tenemos más de 200 cursos interiores» con el suficiente caudal y profundidad para explotar el segmento y puso como ejemplo al río más importante de Egipto, el Nilo, sobre el que gran parte del sector «vive del turismo náutico».
Arrúa explicó que «lo que se va a financiar con el TPI es el preembarque, el check-in, y los servicios al pasajero en el puerto de Posadas», el ministerio nacional y el CFI buscarán financiamiento de organismos internacionales para la adecuación del cauce y las provincias aportarán los fondos para las obras en los puertos.
Según el funcionario «hay interés de tres empresas mundiales de explotar estos servicios», que conocen del segmento y ven con buenos ojos nuestra ubicación».
«Durante demasiado tiempo le dimos las espaldas al río, viéndolo como algo inseguro» y con estas acciones «no se va a lograr de un día para el otro» un despegue de la actividad «pero hay que sentar las bases fundamentales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *